VERANO 2019: BLOCKBUSTERS MÁS ALLÁ DE LOS VENGADORES

El dos de mayo de 2008 se estrenaba en 4105 cines de Estados Unidos “Iron Man” de John Favreau. Ese fin de semana, recaudó 102 millones de dólares. Una semana después ya había recuperado un presupuesto, elevado, de 140 millones. Ahora pueden parecer cifras normales, pero en 2008 nadie, sobre todo fuera de Estados Unidos, había oído hablar nunca de Iron Man. La película de Favreau protagonizada por Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow y Jeff Bridges, sentó las bases narrativas y estéticas de lo que con el tiempo se conocería como “Universo Marvel”. Once años y 21 películas después Marvel ha dominado el mundo y el estreno de “Los Vengadores: Endgame” (Anthony Russo, Joe Russo) (25/04) es un fin de fiesta a la medida de las expectativas, cebadas película tras película, de su legión de espectadores.

Cuando en un momento Iron Man, Capitán América y Hulk viajan desde el caótico presente de “Endgame” al Nueva York de 2012 y se rememora aquel mítico travelling circular alrededor de cada uno de los protagonistas de la primera entrega de “Los Vengadores” el espectador es consciente del tiempo que ha pasado (como ha crecido, ha madurado a su lado) y la película, consciente de su relevancia en el imaginario colectivo y la cultura popular, trasciende el mero hecho fílmico y se convierte en un acontecimiento. Ninguna otra película este año se podrá medir con “Los Vengadores: Endgame”, ni tan siquiera el estreno de “El ascenso de Skywalker” (Star Wars: The rise of Skywalker) las próximas Navidades. Lo que Marvel ha conseguido con su serial es algo inaudito en la historia del cine y su último capítulo, punto y seguido de una obra catedralicia que no acaba en “Endgame” ni mucho menos, escapa a críticas o adjetivos.

El resto de los títulos que verán la luz durante los meses previos a la temporada estival y el verano en sí, serán rémoras a la sombra de las marcas que ya ha hecho añicos “Los Vengadores: Endgame” (la última, probablemente, la de película más taquillera de todos los tiempos). Estos son los blockbusters más esperados del verano (si alguien quiere volver al cine después de las tres y horas y dos minutos de “Endgame”):

LOS 9 BLOCKBUSTERS DEL VERANO

ALADDIN (Guy Ritchie) (24/05)

Disney continúa esforzándose en rentabilizar su nómina de clásicos retomando ahora el relato de Aladdin y el genio de la lámpara maravillosa. Una vez más, el gancho es el original animado, un clásico revolucionario (en sus formas, pero también en su tratamiento del antihéroe y el concepto de princesa sumisa cuya reformulación ya se apuntaba en 1993) que ahora, en manos de un director como Guy Ritchie adopta su forma natural en carne y hueso. La carne la ponen Mena Massoud (Aladdin), Naomi Scott (Jasmine) y Marwan Kenzari (Jafar). El hueso, digital y en azul, lo fragmenta en mil formas y tonos distintos, Will Smith como el Genio. A Disney no le está funcionando nada mal esta fase y con “La Bella y La Bestia” (The Beauty & The Beast, Bill Condon. 2017), “El libro de la selva” (The Jungle Book, Jon Favreau. 2016) o “La Cenicienta” (Cinderella, Kenneth Brannagh. 2015) no solo ha revitalizado las historietas, también ha reflotado todas las líneas de negocio que gestiona en paralelo a las producciones cinematográficas. Ritchie, que viene de fracasar estrepitosamente con su versión del Rey Arturo en “La leyenda de Excalibur” (King Arthur: Legend of the sword. 2017) se la juega con una película que aún sin salirse del canon animado (los trailers promocionales se han basado únicamente en reconstruir los momentos más recordados del referente animado) quiere ser un poco más gamberra. A estas alturas, nadie duda del poder de Disney a la hora de promocionar sus productos y hasta ahora ha sabido lidiar con más o menos fortuna contra las primeras críticas, furibundas, a los avances que se han ido sucediendo.

GODZILLA: REY DE LOS MONSTRUOS (King of monsters, Michael Dougherty) (31/05 US, 21/06 ES)

Ni el fracaso de la “Godzilla” (2014) de Gareth Edwards ni la indiferencia ante “Kong: La isla calavera” (Skull island, Jordan Vogt-Roberts. 2017)  han frenado a Warner Bros en su intento por franquiciar su particular universo kaiju. Y hace bien, porque a pesar de la tibieza con la que taquilla respondió ante las películas de Edwards y Vogt-Roberts, la realidad es que este nuevo punto y aparte tiene los suficientes asideros, narrativos y artísticos, como para seguir intentándolo. “Godzilla: Rey de los monstruos” parece incidir en el tono aventurero de sus predecesoras, sin caer en la parodia que lastraba por ejemplo el “Godzilla” (1998) de Roland Emmerich. La parodia no es buena aliada de este tipo de productos, si lo que de verdad quieres es construir un discurso sólido, incluso épico, sin renunciar al elemento nostálgico que puede, en sus dosis justas, apelar a la ironía. Eso era lo bueno de una película a priori descabellada como “Kong: La isla calavera”: Vogt-Roberts prescindió por completo de la gravedad con la que Peter Jackson extirpó el sentido de la aventura en su fallida versión de “King Kong” (2005) pero no por ello dejó de tomarse en serio a sus personajes ni a sus monstruos. Warner tiene ventana este verano para conseguir que la saga despegue definitivamente y convierta en acontecimiento el estreno de “Godzilla Vs. Kong” previsto para el verano de 2020.

X-MEN: FÉNIX OSCURA (Dark Phoenix, Simon Kimberg) (07/06)

La saga de películas basadas en los cómics de “X-Men” ha conocido tantas secuelas, idas y venidas en el tiempo y cambios de cara que para escribir algo sobre “Fénix oscura” hay que tirar de Wikipedia para ordenar un poco el galimatías:

A la espera de que la absorción de Fox por parte de Disney reinicie por enésima vez la franquicia y la integre en el universo post-Vengadores, “Fénix oscura” enfrenta al Profesor Xavier y sus alumnos a una todopoderosa y mutante Jean Grey. Dirige el debutante Simon Kinberg, novato en esto de dirigir, pero con un extenso currículo como guionista y productor de varias películas de la saga y otros títulos como “Deadpool” (Tim Miller. 2016) o “Logan” (James Mangold. 2017). Hollywood se ha empeñado en convertir en estrella a Sophie Turner, que después de abandonar Invernalia es la protagonista absoluta de “Fénix oscura”. Jennifer Lawrence, Jessica Chastain, James McAvoy, Michael Fassbender, Tye Scheridan o Nicholas Hoult también estarán por ahí, por si a alguien le apetece darle un SAG al mejor reparto o algo así.

MEN IN BLACK: INTERNATIONAL (F. Gary Gray) (14/06)

Siete años después de que nadie viera “Men in Black 3”, Sony insiste en el serial de aventuras alienígenas, iniciado hace 22 años por Barry Sonnenfeld y producido desde Amblin por Steven Spielberg. En el camino se han quedado Will Smith, Tommy Lee Jones y Josh Brolin, este último sustituto natural de Jones que no cuajó y que ahora queda completamente descartado. Sony ha renovado completamente la nómina de actores, cambio de sexo incluido: Tessa Thompson y Chris Hemsworth, que demostraron de sobra su buena química en “Thor: Ragnarok” (Taika Waititi. 2017) son los nuevos “hombres de negro” (sí, ya están trabajando en eso de “hombres” dice Emma Thompson en el tráiler promocional). A Hemsworth se le da muy bien reírse de sí mismo, como demostró en la última de “Cazafantasmas” (Ghostbusters, Paul Feig. 2016) o en la misma “Endgame” donde reformula por completo la imagen de Thor y en plena era del Mee Too se aventuraba hasta ridículo seguir dejando el mundo en manos exclusivamente masculinas, de modo que la llegada de Tessa Thompson promete un interesante juego de roles.

TOY STORY 4 (Josh Cooley) (24/06)

Nadie había pedido una cuarta entrega de “Toy Story” pero la extraordinaria acogida de “Toy story 3” (1066 millones de dólares de recaudación, un 98% de críticas positivas, Oscar a la mejor película animada y una nominación al Oscar a la Mejor Película) la hacía inevitable. Si nos ponemos puristas, “Toy Story 3” (Lee Unkrich. 2010) no contaba nada que “Toy Story 2: Los juguetes vuelven a la carga” (John Lassetter. 1999) no hubiera contado ya (qué ocurre con los juguetes cuando crecemos y dejamos de jugar de con ellos). Ahora, nueve años después Pixar desempolva a Woody y le cambia las pilas a Buzz Lightyear para retomar algunos de los eternos dilemas de la saga: ser o no ser un juguete, ¿qué significa ser un juguete?, si nadie quiere jugar contigo ¿sigues existiendo? Al margen del argumentario, “Toy Story 4” es la primera entrega de la saga en la que John Lassetter no aparecerá en sus créditos como parte responsable (aparecerá como creador de los personajes). Después de su polémica salida del estudio tras ser acusado de comportamiento machista Pixar no ha dado muchas pistas de cómo va a gestionar su legado sin apelar al nombre de Lasseter, su fundador y su corazón. Parece lógico que ahora que Disney domina buena parte del mercado audiovisual mundial, se imponga a Pixar como marca hasta hacerla, en un futuro, desaparecer. Tampoco hay que esperar tanto: Pixar hace tiempo que se ha disneyzado (y a la inversa), diluyendo la muy gruesa línea que originariamente los separaba y los hacía grandes a ambos.

SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA (Far from home, Jon Watts) (03/07 US, 05/07 ES)

Mucho le ha costado a Sony reconducir la franquicia de Spider-Man a buen puerto (muchos millones de dólares, se entiende). Su alianza con los estudios Marvel, a los que cedió el personaje para que participara de forma activa en “Capitán América: Civil War” (Captain America: Civil war, Joe Russo y Anthony Russo. 2016) y las dos últimas entregas de “Los vengadores”, allanó el camino para que “Homecoming” (Jon Watts. 2017) fuera un enorme éxito y convirtió además a su protagonista, el desconocido Tom Holland en una estrella. Después de los terribles acontecimientos por los que Peter Parker pasó en “Infinity War” y “Endgame”, está por ver cómo encaja “Lejos de casa” en la enredada maraña que conforma el universo cinemático de Marvel pero todo apunta a que Spider-Man va a formar parte muy activa de la nueva era. Entre medias, las Navidades pasadas se estrenó “Spider-Man: Un nuevo universo” (Into the spider-verse, Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodnet Rothan. 2018), un enrome éxito crítico (no tanto de taquilla) que además de ganar el Oscar al mejor largometraje animado (el primer Oscar importante en la historia de Marvel) reformuló el personaje desde distintos puntos de vista que conviven estupendamente con el Peter Parker de Holland. Sony se ha reservado la festividad del 4 de julio para estrenarla, muy seguros de su éxito. “Homecoming” recaudó 880 millones de dólares en todo el mundo el segundo mejor dato de toda la saga y ahora, con “Endgame” batiendo records, no cabe duda de que “Lejos de casa” sabrá aprovechar (y mucho) el tirón.

EL REY LEÓN (The Lion King, John Favreau) (19/07)

Los (muy) buenos resultados tanto artísticos cómo comerciales que generó la adaptación en carne y pixel de “El libro de la selva” animó a Disney a plantear una nueva versión del que durante mucho tiempo fue su mayor éxito animado, “El rey león” (The Lion King, Rob Minkoff, Roger Allers. 1994). Jon Favreau, que se las entendió de maravilla con las panteras, osos, lobos y cromas es el encargado de reinterpretar la historia de Simba. Se reutiliza también la banda sonora de Hans Zimmer y las canciones de Elton John y Tim Rice, aunque según el tracklist que publica IMDB no utiliza ninguna del musical que lleva representándose en Broadway (y el resto del mundo) desde hace años. La operación, más allá de interés financiero, presenta un interesante punto de ruptura con su precedente animado: a diferencia del clásico de 1994, Disney ha optado para esta puesta a punto por un casting de voces en su práctica totalidad de intérpretes afroamericanos: James Earl Jones repite como Mufasa y a él se unen Beyoncé Knowles, Chiwetel Ejiofor o Donald Glover. Seth Rogen y Billy Eichner ponen voz a Timón y Pumba. Que el estudio más importante del planeta esté adoptando este tipo de decisiones que afectan al espectro racial o de género de nuestra sociedad, su representación y visibilidad es algo que, al margen de cualquier otro tipo de interés de mercado, es auténticamente revolucionario.

IT: CAPÍTULO 2 (Chapter 2, Andy Muschietti) (06/09)

Nadie esperaba que la adaptación que Andy Muschietti presentó hace un par de años del original de Stephen King, “It (Eso)” se convirtiera en uno de los mayores éxitos de 2017 y en la película de terror más exitosa de todos los tiempos. Teniendo en cuenta que Muschietti solo llevó a la pantalla una parte del libro de King, su “Capítulo 2” se anunció de forma inmediata. James McAvoy, Jessica Chastain, Bill Hader o Xavier Dolan interpretan a la versión adulta de los protagonistas del primer capítulo que deberá unir fuerzas de nuevo para enfrentarse al icónico payaso, protagonista absoluto del relato. Warner se reserva la primera semana de septiembre, con la temporada estival finiquitada, para asegurarse la repercusión que unas taquillas, para ese entonces raquíticas, necesitan. La adaptación de Muschietti fue modélica, tanto en su cuidado con los personajes como en adoptar determinadas decisiones que lo alejaban del original literario (una de las más efectivas, ambientar el relato en la década de los ochenta en lugar de los cincuenta). El propio King reconoció que se trataba de una de las mejores adaptaciones de su obra. El nuevo capítulo no debería de desentonar con todo eso.

El repaso a los blockbusters del verano incluye secuelas de saldo como “Fast & Furius Presents: Hobbs & Shaw” (02/08) de David Leitch con Dwayne Johnson, Idris Elba y Jason Statham, spin-off de la saga “A todo gas”, “Los nuevos mutantes” (New mutants, Josh Boone) (02/08) variante adolescente de los “X-Men” con Maisie Williams y  Anya Taylor-Joy,  “47 meters down: Uncage” (16/08) secuela del éxito sorpresa de serie B “A 47 metros” (47 meters down. 2017), “Rambo V: Last blood” (20/09), con un Sylvester Stallone septuagenario enfrentado a un cartel mexicano (si Clint Eastwood puede hacer “La mula” (The mule) con 90 años, ¿por qué no puede hacer lo propio Stallone?) y “Angel Has fallen” (23/08) tercera entrega del serial de películas basadas en atentados al presidente de Estados Unidos alrededor del mundo. Primero fue en la Casa Blanca, luego en Londres y ahora Gerard Butler tendrá que defender a Morgan Freeman en Los Ángeles. Entre tanta secuela, será interesante ver cómo funciona “Artemis Fowl” (09/08) dirigida por Kenneth Brannagh para Disney que adapta la serie de novelas de magia y aventura de Eoin Colfer.

El cine de animación por su parte, intentará sobrevivir al tsunami que supondrá el estreno de “Toy Story 4” con la secuela de “Mascotas” (The secret life of pets 2, Chris Renaud) (07/06 US, 09/08 ES), con “Angry Birds 2” (16/08), la improbable “Playmobil: La película” (30/08) y “Espías con disfraz” (Spies in disguise) (13/09), única propuesta original de la temporada de la mano de Blue Sky, antigua Fox y ahora en manos de… Disney.

Author Description

Francisco Martínez

No comments yet.

Join the Conversation