OSCARS’90: CONCLUSIONES

A falta de unas horas para que concluya una de las carreras por el Oscar más emocionantes, atípicas y controvertidas de los últimos años, nadie se atreve a adelantar su final. Que a estas alturas, al menos 3 o 4 títulos todavía puedan ganar el Oscar a la Mejor Película es una locura. Las estadísticas han demostrado que existen para romperlas por lo que toca arriesgarse. Lo puedes hacer con el corazón en la mano y apostar por “Lady Bird” de Greta Gerwig o puedes, calculadora en mano, hacerlo por “Tres anuncios en las afueras” (Three Billboards outside Ebbing, Missouri). Si gana “Déjame salir” (Get out) lo hará por la mínima, tal y como hizo “Spotlight” hace un par de años evidenciando que no hace falta mucho más para ganar que una buena historia y una buena narrativa. “Déjame salir” tiene las dos cosas y a nadie debería sorprenderle que Jordan Peele se marque un Barry Jenkins y deje sentados en el patio de butacas a los productores de “La forma del agua” (The shape of water) y “Tres anuncios en las afueras“.

La carrera como tal ha sido una locura. Nuca hubo unanimidad y cada asociación de críticos colocó a sus favoritos: “Lady Bird” en Nueva York, “Los archivos del Pentágono” (The post) para la National Board of Review y “Call me by your name” en Los Ángeles. Los Globos de Oro y los BAFTA auparon las opciones de “Tres anuncios en las afueras” y los sindicatos, que a fin de cuentas son los que votan, eligieron a “La forma del agua” como la mejor película del año. Anoche, los Independent Spirit Awards dieron un golpe en la mesa de juego eligiendo a “Déjame salir” como la mejor película del año y poniendo a Peele en la conversación. Lo que parece claro es que ni “El instante más oscuro” (Darkest Hour) y (esta duele más) “El hilo invisible” (Phantom Thread) han estado nunca en esa conversación.

Si la carrera por el Oscar a la Mejor Película es un patas arriba considerable, la de las categorías de interpretación es un estanque de plácidas y templadas aguas para Frances McDormand, Gary Oldman, Allison Janney y Sam Rockwell. Si ganan, será la primera vez en muchos años que los cuatro intérpretes que han completado el llamado Big Four (SAG, BAFTA, Golden Globe y Critics Choice) repiten. De los cuatro, sólo Rockwell mostrará cierta inquietud, sentado en su asiento, mientras espera que Viola Davis diga su nombre aunque es poco probable que se vaya a casa sin su estatuilla. Puesto que ya no hay nada que perder quizás ésta se la última oportunidad de decir que lo que hace Timothée Chalamet en “Call me by your name” traspasa cualquier pantalla haciéndote partícipe de cada una de las emociones por las que atraviesa su persona, desde el deseo a la pérdida o la inseguridad y eso es algo único. También es un ahora o nunca: la interpretación de Laurie Metcalf en “Lady Bird” es extraordinaria y convierte la cotidianidad con la que lidia su personaje en algo que trasciende, emociona y que añoraremos.

Guillermo del Toro también tiene allanado el camino hacia el Oscar. Ha ganado donde tenía que ganar y su triunfo no molestará a nadie. Que “La forma del agua” gane Mejor Película y Mejor Director parece la opción mas conservadora (quizás porque es la que es la genera más consenso). Pero que maravilloso sería que Jordan Peele o Greta Gerwig ganaran este premio. Por todo lo que ese triunfo representaría, mas allá de las propias películas. Vale, es cierto. Estamos hablando de reconocer a los mejores trabajos del año, pero si solo se tratara de eso no haría falta tanta parafernalia, bastaría con que le dieran el Oscar a Paul Thomas Anderson cada vez que estrena una película. Los Oscars son (y deben ser) algo más.

Donde de verdad está en juego la noche es en la categoría de Mejor Guión Original. Jordan Peele, Martin McDonagh y Greta Gerwig pueden hacer saltar las quinielas. El triunfo de cada uno de ellos arrastra consecuencias muy distintas y puede resolver la carrera de forma impredecible. Y precisamente, que estemos hablando de cosas impredecibles es lo que hace que contemos los minutos hasta ver como se resuelven las equis de esta memorable 90 edición.

Author Description

Francisco Martínez

No comments yet.

Join the Conversation