OSCARS’90: MEJOR PELÍCULA: TRES ANUNCIOS EN LAS AFUERAS

Cuando hace unas semanas saltaba a la palestra mediática el hallazgo en la poza de una nave industrial abandonada del cadáver de Diana Quer se generó una especie de catarsis colectiva. Durante meses la opinión pública había compartido la angustia de familiares y allegados ante un caso sin visos de poder resolverse. Por eso, cuando por fin se cerró, todos respiramos aliviados a pesar de lo terrible del desenlace. La imposibilidad de vivir esa fase de duelo que sobreviene a un acontecimiento tan trágico mantenía de alguna forma la herida abierta, incapaces de pasar página.

Mildred Hays, la protagonista de “Tres anuncios en las afueras“, es una mujer fuerte; ha sacado adelante a su familia, va a la iglesia los domingos y cumple con su comunidad. Cuando su hija es salvajemente violada y posteriormente asesinada, confía en las herramientas que tiene la comunidad en la que vive (que detengan al culpable y pague por sus delitos). Sin embargo, cuando ese momento nunca llega, Mildred siente que la comunidad le ha fallado. La imposibilidad de aplicar la Justicia en un caso como éste entredice todos y cada uno de los pilares donde se sustenta nuestra sociedad. Mildred, además les dará unas buenas patadas a esos pilares.

Tres anuncios en las afueras” tiene dos tramas principales: por un lado la necesidad de vivir el duelo por la hija asesinada y por otro, resarcirse con una sociedad que te falla cuando más la necesitas. Sobre ese eje narrativo, duelo y desconfianza, Martin McDonagh, director y guionista, construye un relato coral que trasciende del anecdotario para ahondar en las raíces de la violencia que anida en esa América profunda que vota a Donald Trump. McDonagh describe esa América rural como un polvorín en el que cualquier pequeña brecha en el tejido institucional puede ponerlo todo en jaque. Incide fundamentalmente en el racismo como la costura social que atraviesa todo el país. Estados Unidos sigue siendo un país segregado no solo por su color, también por el odio contra lo diferente, las minorías cada vez más visibles. Los tres anuncios que contrata Mildred, el personaje que interpreta Frances McDormand, para llamar la atención sobre la pasividad del departamento de policía y alentar el esclarecimiento  del asesinato de su hija, es en realidad un escaparate frente al cual se van asomar cada uno de los habitantes de ese pueblo a las afueras de Missouri. Mildred, deberá hacer frente a sus demonios internos que la culpabilizan indirectamente por la muerte de su hija, el shérif deja de justificarse detrás de su enfermedad y su ayudante, asume que es un ser despreciable cuando se convierte en una de esas minorías (tullidos, gays, negros…) a las que ha perseguido. América entera se mira en esos tres anuncios, cuya principal funcionalidad es enfrentarla a los miedos que le impiden asumir su propia diversidad.

Nominada a 7 Oscars: Mejor película, Actriz, Actor Secundario (x2), Guión Original, Montaje y Música.

Author Description

Francisco Martínez

No comments yet.

Join the Conversation