GOYAS 2018: EN CLAVE FEMENINA

Se ha montado cierto revuelo en los alrededores del hotel-auditorio donde se ha celebrado la 32 edición de los Premios Goya de la Academia de Cine español. Había mucho abanico de color rojo con el hashtag #+Mujeres. El mundo no está para bollos y en este caso, los bollos son los Goya. Arturo Valls, actor y presentador de televisión, la ha liado durante el photocall cuando se ha atrevido a insinuar que quizás una entrega de premios concebida como un programa de entretenimiento televisivo no es el escenario más idóneo para según que reivindicaciones. Este año es la igualdad (salarial, de oportunidades, de puestos de relevancia). Hace quince fue un sonoro “No a la guerra”. Lo de Valls ha tenido la suficiente relevancia como para que un diario como El Pais le haya dedicado una entrada en su versión digital. Cuando ya mediada la ceremonia el propio Arturo Valls presentaba un premio, se le notaba tenso, muy lejos del chascarrillo que habitualmente trabaja en este tipo de saraos. Mejor no abrir la boca, ha debido pensar.

No abrir la boca era justamente lo que hacían (hacen) millones de mujeres, en la industria cinematográfica y otras, por eso hoy las que tenían voz sobre el escenario (la mayoría de los presentadores eran meros entregadores) han soltado estadísticas, se han abanicado de forma airada y han reivindicado su lugar en una industria que sólo las quieres como chicas de portada. Entre unas cosas y otras se ha ido sucediendo una entrega de premios, larga y tediosa como no puede ser de otra forma pero que no puede ser esclava de su encapsulado televisivo o del share. Es una entrega de premios cinematográficos que vota, entrega y recoge, gente del cine (algo lógico, por otra parte). Pepa Charro reivindicaba una nueva categoría que se llamara “Mejor directora de fotografía” criticando así la ausencia de mujeres en ese apartado técnico. Desde estas líneas yo reivindico que el Goya a la Mejor Fotografía este presentado por un director o directora de fotografía. Que hablen de sus colegas nominados y transmitan al espectador lo especial de su oficio. Que desfile por la alfombra roja Javier Aguirresarobe. ¿Por qué tiene que presentar ese premio Arturo Valls?

Sobre el palmarés poco que contar mas allá de los titulares: “Handia” de Jon Garaño y Aitor Arregi ha ganado diez Goyas pero pierde el de Mejor Película y Mejor Director que van a manos de una contenida Isabel Coixet por “La librería“. La de Garaño y Arregi es la tercera película más premiada de la historia, pero de poco le servirá para avivar una carrera comercial exigua. “La Librería” se lleva la foto y el pie de página. Sus muy concentrados tres galardones le pueden insuflar vida en una cartelera de la que ya casi ha desaparecido. A diferencia de otros años, no he lanzado ninguna quiniela; no he prestado la atención que se merecía el cine nacional y ahora toca tirar de Filmin.

Sobre la ceremonia dos reflexiones. Se me ha encogido el estómago al ver a Marisa Paredes, imprescindible del cine europeo, no ya nacional, recoger su Goya de honor. En 58 años de carrera sólo ha sido nominada en dos ocasiones de modo que verla besar hoy a uno en el escenario ha sido emocionante. “No estoy acostumbrada a esto” – reconocía mientras se alejaba del micrófono. Qué mal tratamos algunas veces a nuestras estrellas.En el lado opuesto, Carla Simón recogía igual de emocionada aunque de tipo efervescente, el Goya a la Mejor Directora Novel. Hace unos meses la veía presentando su película, lejos todavía de ser el pequeño gran fenómeno en el que se ha terminado convirtiendo, en una sala de los Renoir. Allí intercambió sus experiencias y nos hizo apreciar el camino que había recorrido hasta llegar a ese momento. Verla hoy recoger el Goya ha sido emocionante. Más extraño ha sido cuando ha mencionado a Leticia Dolera, la responsable de entregarle el galardón, cómo uno de sus referentes. ¿En qué momento alguien como Leticia Dolera se convierte en referente de algo? La anécdota, mas allá de la sorna, ahonda en el tema de la gala: faltan referentes femeninos porque no los hay. Vamos a empezar a crearlos.

Author Description

Francisco Martínez

No comments yet.

Join the Conversation