EL VERANO DE 2016: CUANDO EL BLOCKBUSTER ENTRÓ EN CRISIS

Hasta quince títulos estrenados durante la temporada veraniega han alcanzado una recaudación superior a los cien millones de dólares. La taquilla se ha dejado apenas un 2 % con respecto al verano del 2015, todo un logro teniendo en cuenta que en esta ocasión no ha habido un título del tamaño de “Jurassic world.”. Los porcentajes espantan la noción de fiasco de las semanas previas y disimula de alguna forma la sensación de decepción. El espectador ha mostrado su desinterés por buena parte de las propuestas comerciales más publicitadas evidenciando cierto hartazgo ante productos franquiciados incapaces de aportar algo novedoso a la cartelera. Se explica así la indiferencia con la que han sido recibidos títulos como “Cazafantasmas” (Ghostbusters), “X-Men: Apocalipsis” (Apocalypse), “Star Trek: Mas allá” (Beyond) o “La leyenda de Tarzán” (The legend of Tarzan).

Dory, protagonista del verano

findingdory

El título más taquillero de la temporada de verano (y de lo que llevamos de 2016) es la cinta de animación “Buscando a Dory” (Finding Dory). La secuela de uno de los mayores hitos de Pixar Animation ha superado los 483 millones $ en suelo americano convirtiéndose en el mayor éxito comercial de un largometraje animado pero se queda muy lejos de las cifras internacionales de “Frozen: El reino del hielo”. Al indudable sello de calidad que imprime la marca Pixar hay que sumar en el caso de “Buscando a Dory” un factor generacional que ha llevado a las salas a viejos y nuevos espectadores. Las críticas también han sido positivas pero su influencia real en la taquilla no es determinante en este tipo de productos como evidencia el fracaso de “Kubo y las dos cuerdas mágicas” (Kubo and the two strings). El cine animado a pesar de esto ha sido uno de los grandes motores de la industria durante esta temporada. Al éxito de “Buscando a Dory” hay que sumar el de “Mascotas” (The secreet life of pets), tercera mejor taquilla del verano en Estados Unidos donde ha recaudado 362 millones $, “Angry Birds, La Película” (The Movie) (107 millones $) y “La fiesta de la salchicha” (Sausage Party) (93 millones $). Esta última, con un presupuesto de 19 millones $ y una calificación ‘R’ (que obliga a los menores de 17 años a entrar acompañados de un adulto), ha sido todo un éxito sorpresa del que son responsables sus guionistas, Evan Goldberg y Seth Rogen.

the-bfg

El cine familiar, exceptuando el capítulo animado, no ha tenido su mejor temporada. Tres de las principales apuestas de Disney, “Alicia a través del espejo” (Alice in Wonderland 2) (76 millones $), “Mi amigo el gigante” (The BFG) (55 millones $) y “Peter y el dragón” (Pete’s dragon) (72 millones $), no han cumplido las expectativas. Tanto “Alicia a través del espejo” (170 millones $ de presupuesto) como “Mi amigo el gigante” (140 millones $ de presupuesto) tenían un presupuesto desorbitado que ni la taquilla internacional ha sido capaz de rentabilizar. Disney tiene con qué sanear sus cuentas. Al éxito de “Buscando a Dory” hay que sumar el de “Capitán América: Civil War” (Captain America) (408 millones $) y “El libro de la selva” (The jungle book) (363 millones $) y si saltan las alarmas siempre podrá apelar al efecto “Star Wars” (“Rogue One” se estrena en plenas Navidades).

Súper héroes no tan buenos

suicide-squad

En el capítulo de súper héroes habría que destacar, además de las enormes cifras y las excelentes críticas de “Capitán América: Civil War”, el buen mantenimiento de “Suicide Squad” (313 millones $). A pesar de que la crítica destrozó la película y que los espectadores tampoco acudieron en masa a su estreno, el último trabajo de David Ayer ha sabido mantenerse entre las cinco películas más vistas durante seis semanas consecutivas, un comportamiento muy poco en este tipo de productos de consumo rápido. Es cierto que la oferta cinematográfica durante el mes de agosto ha sido muy poco atractiva (se estrenaron títulos como “Ben-Hur”, “Juego de armas” (War dogs), “Mechanic: Resurrection” o “Hands of Stone”) pero sea como fuere nadie esperaba que las cifras finales de “Suicide Squad” (que ha superado los 700 millones a nivel mundial y sin necesidad de inflar los números con la taquilla china, donde ha sido censurada) fueran tan buenas teniendo en cuenta su polémico arranque. Otros títulos protagonizados por héroes del cómic como “X-Men: Apocalipsis” (155 millones $) o “Las Tortugas Ninja: Fuera de las sombras” (TMNT: Out of darkness) (81 millones $) no han funcionado tan bien (o al menos, tan bien como se esperaba de ellas teniendo en cuenta los capítulos precedentes). Bryan Singer continúa hundiendo la saga de ‘X-Men’ con una serie de conceptos estéticos y narrativos que por reiterativos han ido alejando paulatinamente al espectador de la franquicia. Ni el cambio de actores por otros más jóvenes (y más baratos) ha evitado la debacle. “Apocalipsis” ha costado la astronómica cifra de 180 millones $ (más gastos de promoción) y en suelo americano ha recaudado 155 millones $, la segunda peor cifra de la saga. A nivel internacional tampoco ha funcionado lo que urge a Fox a plantearse el futuro de una saga emblemática para la casa.

Secuelas y otras cosas peores

ghostbusters

Que sea una secuela, “Buscando a Dory”, el título más taquillero del año es sintomático de lo que se ha visto esta temporada. Hasta 19 secuelas (en sus distintas variantes: reboot, remake o secuela al uso) se han estrenado durante los meses de verano. Unas han funcionado muy bien, como el caso de la cinta de Pixar y productos con presupuestos ajustados como “Expediente Warren: El caso Enfield” (The Conjuring 2) (102 millones $) y “Election: La noche de las bestias” (The purge: Election year) (78 millones $). Otras no tanto. “Jason Bourne” (158 millones $) retomaba el personaje original interpretado por Matt Damon para espantar el fiasco que supuso “El legado de Bourne” (The Bourne Legacy) con Jeremy Renner. Con Paul Greengrass de vuelta a los mandos, la película ha sido incapaz de recaudar las cifras de los títulos originales. Tampoco la crítica se ha vuelto loca con esta nueva vuelta de tuerca al universo de Bourne. Con un presupuesto de 120 millones $, Universal tira una vez más de la taquilla internacional para sacar lustre. Lo ocurrido con “Star Trek: Mas allá” (Beyond) (157 millones $) es algo más preocupante. Ha sido el peor resultado de la saga desde que J.J. Abrams la regenerara en 2009. Un mal resultado agudizado por un desorbitado presupuesto de 185 millones $ que ni la taquilla china ha podido justificar. Tampoco ha funcionado bien “Independence Day: Contraataque” (Resurgence) (103 millones $/ 165 de presupuesto), “Ahora me ves… 2” (Now you see me 2) (64 millones $) o “Malditos vecinos 2” (Neighbours 2) (55 millones $). Mención especial requiere el reboot de “Cazafantasmas” (124 millones $), la principal apuesta de Sony para este verano que se las ha tenido que ver con la ira primero y la indiferencia después de un espectador que no ha pasado por alto el tratamiento que Paul Feig ha hecho sobre uno de los títulos más asentados en la cultura popular como es el “Cazafantasmas” original de Ivan Reitman. El propio Reitman lo vivió en primera persona cuando fracasó con “Cazafantasmas 2” y ahora (cambio de roles sexuales al margen), se ha repetido la misma reacción evidenciando que cuando se trata de películas tan populares como ésta, el espectador suele ser muy reacio a las novedades que rompan el regodeo nostálgico. “Star Wars: El despertar de la fuerza” (The force awakens) es un buen ejemplo de como J.J. Abrams ejerció de malabarista a la hora de dar al fan lo que quería y además, hacer evolucionar la saga hacia nuevos territorios narrativos y estéticos. El nuevo “Cazafantasmas” directamente prescinde del original de 1984 y eso es algo imperdonable para buena parte de la audiencia. Las cifras evidencian que la película no ha gustado nada y es poco probable que Sony continúe explotando esta línea de negocio.

El factor sorpresa

bad-moms

Comedia y terror son géneros habitualmente de bajo presupuesto que propician el factor sorpresa o sleeper. “La fiesta de las salchichas” es buen ejemplo de ello y como ésta otros trabajos han sorprendido en una cartelera poco habituada a ceder espacio a títulos pequeños. “Malas madres” (Bad moms) (108 millones $) ha sido la mayor sorpresa del verano. Con un presupuesto de 20 millones $ ha mostrado semana a semana un mantenimiento muy bueno en parte debido a la falta de competencia y la ausencia de títulos dirigidos al público femenino. La película protagonizada por Mila Kunis incide en el tono y el target de “La boda de mi mejor amiga” (Bridesmaids) y como aquella, también ha recibido buenas críticas provocando un buen boca a boca entre todo tipo de espectadores. “Un espía y medio” (Central Intelligence) (126 millones $/ 50 de presupuesto), comedia de acción con Kevin Hart y Dwayne Johnson más enfocada al público masculino y “Antes de ti” (Me before you) (56 millones $/ 20 de presupuesto) son otros ejemplos de comedias que han funcionado muy bien encontrando su hueco en una cartelera congestionada por otro tipo de producciones más ruidosas. “Antes de ti” además ha funcionado extraordinariamente bien a nivel mundial donde lleva acumulados más de 135 millones $. Dos cintas de terror de bajo presupuesto pero con grandes nombres detrás como “No respires” (Don’t breath) (69 millones $/ 10 de presupuesto) de Fede Álvarez y “Nunca apagues la luz” (Lights out) (66 millones $/ 5 de presupuesto) producida por James Wan completan el capítulo de sleepers.

La crisis del blockbuster: Fracasos del verano

warcraft

Toca hablar para terminar este repaso al verano de 2016 de aquellos trabajos que finalmente no han conseguido el éxito que se podía esperar de ellos. Hemos analizado las cifras de títulos como “Alicia a través del espejo”, “Star Trek: Mas allá”, “Mi amigo el gigante” o “Cazafantasmas” y todos podrían hacerse con la etiqueta de ‘fracaso del verano’, pero si hay una película que consense ese título tanto a nivel crítico como comercial, esa es “Warcraft: El origen” (47 millones $/ 160 de presupuesto). La promoción de Universal nunca supo marcar distancias entre el video-juego original y el producto cinematográfico (incluso a un nivel estético, no ya narrativo), confundiendo a un espectador que aunque suele reaccionar bien ante este tipo de propuestas fantásticas nunca se le supo comunicar lo que iba a ver. Los pocos que sí la vieron hablaron sin piedad de ella y la crítica la destrozó provocando que desapareciera de las salas a las pocas semanas de su estreno. China fue el único mercado que mostró interés por el trabajo de Duncan Jones (se habla de más de 300 millones $ recaudados solo en territorio chino) pero no han faltado los críticos que hablan de cifras irreales. La taquilla china sigue siendo un gran misterio a pesar de suponer ya el segundo mercado más importante del mundo. Tampoco le fue bien a la nueva versión de “Ben-Hur”(25 millones $/ 100 de prespuesto) perpetrada por Timur Bekmambetov  aunque haya funcionado mucho mejor (incluso a nivel crítico) fuera de Estados Unidos, “La leyenda de Tarzan” (124 millones $/ 180 de presupuesto), “Los hombres libres de Jones” (Free state of Jones) (20 millones $/ 50 de presupuesto) drama de Secesión con Matthew McConaughey o “La edad de hielo: El gran cataclismo” (Ice Age: Collision course) (63 millones $/103 de presupuesto).

Autores frente blockbusters

love-and-friendship

Ruido y furia aparte, un puñado de autores se han atrevido a presentar sus últimos trabajos en plena temporada de blockbusters. Woody Allen, Nicolas Winding-Refn, Todd Solondz, Derek Cianfrance, Whit Stillman, Yorgos Lanthimos o Terence Davies entre otros se han atrevido a desafiar a las multisalas con trabajos en la mayoría de los casos bien recibidos entre la crítica pero también ignorados en su mayoría por el público. Han funcionado muy bien “Amor y amistad” (Love & Friendship) (14 millones $) donde Stillman adapta una novela inconclusa de Jane Austen en la que se luce Kate Beckinsale y contra todo pronóstico, “Langosta” (The lobster) de Yorgos Lanthimos ha supuesto un pequeño hito en los circuitos alternativos donde ha recaudado 9 millones $, una auténtica proeza teniendo en cuenta lo marciano de la propuesta. No ha entusiasmado el “Café Society” (10 millones $) de Woody Allen que mejora las cifras de “Irrational man” o “Magia a la luz de luna” (Magic in the moonlight) pero de la que se esperaba algo más teniendo en cuenta su gran recepción en el último Festival de Cine de Cannes, donde fue el título inaugural. Mucho peor le ha ido a “The neon demon” (1,3 millones $), “High-Rise” (0,3 millones $) de Ben Whitley, “Wiener-dog” (0,5 millones $) de Solondz, “Nuestra hermana pequeña” (Our Little sister) (0,2 millones $) de Hirokazu Koreeda, el documental “De Palma” (0,1 millones $) dirigido por Noah Baumbach y Jake Paltrow, “Sunset Song” (0,1 millones $) de Terence Davis o “La luz entre los océanos” (The light between oceans) (10 millones $/ 20 de presupuesto) de Derek Cianfrance. La mayoría de los estrenos han tenido un carácter técnico y muchos de ellos han sido simultáneos con plataformas de pago. En cualquier caso, la sensación es que este tipo de cine resulta cada vez más difícil de proyectar en una sala y su consumo llega a ser peligrosamente residual.

El verano de 2017

gotg_vol_2

Hollywood sacará su particular lectura de un verano poco memorable aunque sus consecuencias, si las hay, no se notarán a corto plazo. En el 2017 se podrá ver más de lo mismo: “Fast 8”, “Guardians of the Galaxy, Vol. 2”, “Annabelle 2”, la quinta entrega de “Piratas del Caribe” (Pirates of the Carebean), la adaptación al cine de la serie de TV “Los vigilantes de la playa” (Baywatch), el (nuevo) remake de “The Mummy”, “World War Z 2”, “Cars 3”, “Kingsman 2: The Golden circle”, “Transformers 5: The last knight”, “Despicable Me 3”, el segundo reboot de “Spiderman” (Homecoming), la tercera parte del segundo reboot de “El planeta de los simios”, “War for the planet of the Apes”, el remake de “Jumanji”, la sexta entrega de la serie “Alien”, “Covenant”, el remake de “Línea Mortal” (Flatliners) o una película protagonizada por emoticonos (“Emoji Movie: Express yourself”).

DTL: Éxitos: 1. Buscando a Dory, 2. Capitán America: Civil War, 3. Mascotas, 4. Suicide squad, 5. Jason Bourne, 6. Star Trek: Mas allá, 7. X-Men: Apocalipsis, 8. Un espía y medio, 9. Cazafantasmas y 10. La leyenda de Tarzan.

DTL: Fracasos: 1. Alicia a través del espejo, 2. Warcraft: El origen, 3. Cazafantasmas, 4. Mi amigo el gigante, 5. Star Trek: Mas allá, 6. X-Men: Apocalipsis, 7. La leyenda de Tarzan, 8. Ben-Hur, 9. ID4: Contraataque y 10. La edad de hielo: El gran cataclismo.

Author Description

Francisco Martínez

There are 1 comments. Add yours

  1. 23rd February 2017 | Clara Salazar says: Reply
    No hay duda que estamos ante una evidente crisis. Ahora vuelven los grandes clásicos. El nuevo afán de la industria de hacer remakes nos hace cuestionar si aún les quedan ideas originales o si prefieren apostar a lo seguro. Aunque Ghostbusters es un remake de las viejas películas que ya conocemos de los cazafantasmas, el hecho de que los personajes ahora sean mujeres le trae novedad. Un viaje nostálgico a uno de los grandes clásicos, (si aún no la han visto les comparto los horarios acá http://co.hbomax.tv/movie/TTL603389/Cazafantasmas) Una película que ha sorprendido desde su elección de cast hasta la duda en el aire de que tan fidedigna sería a las películas originales. Al final una historia entretenida con grandes efectos en los fantasmas que dejaron a muchas personas satisfechas.

Join the Conversation