DTL: 20 TÍTULOS PARA EL VERANO 2016 (PARTE 2)

Continuamos con la lista de títulos que todo devorador de palomitas no puede dejar de ver en los cines de verano. Alérgicos al blockbuster, absteneos. Si quieres revisar la primera parte de la lista hazlo aquí.

STAR TREK: MAS ALLÁ (Beyond) (Justin Lin) | US 2207 ES 1908

El universo treakie continúa expandiéndose con una tercera secuela del reboot-precuela que supuso el “Star Trek” que J.J. Abrams presentó en 2009. Con la línea temporal patas arriba (no sabemos si algún día Chris Pine mutará en William Shatner), Abrams todavía fue capaz de sorprender con un trabajo complejo pero de gran espectacularidad como fue “En la oscuridad” (Into darkness). La audacia de su propuesta narrativa, con un discurso que rayaba la incorrección política, quitó el mal sabor de boca del primer capítulo y llevó la saga hacia un escenario adulto inaudito hasta entonces después de una decena de películas y cientos de capítulos de televisión. Con Abrams muy ocupado en otra galaxia muy, muy lejana es Justin Lin quien toma ahora las riendas de esta nueva línea de largometrajes. Lin, cuyo mayor aval es haber dirigido tres o cuatro películas de la saga “The Fast and The Furious” (entre ellas “Tokyo Race”, una de las mejores) parece un candidato solvente para plegarse a la estética y estilo que le marca la herencia Abrams. Entre las novedades a destacar, la participación de Idris Elba relevando a Benedict Cumberbatch en las funciones de villano.

JASON BOURNE (Paul Greengrass) | US ES 2907

En una maniobra insólita en la industria, Hollywood reconoce con “Jason Bourne” que metió la pata y de qué manera al prescindir de Matt Damon y Paul Greengrass como baluartes de una de las sagas más exitosas de los últimos años. Implícitamente reconoce también que Jeremy Renner fue un Bourne de saldo y que su gancho con la taquilla es inexistente. No creo que lleguen a destruir todas las copias que haya en el mundo de “El legado de Bourne” (The Bourne Legacy), pero confían en que el (poco) público que la vio, la haya olvidado. Matt Damon, el Bourne original, se embarca en una cuarta (quinta) aventura en la que le secundan Tommy Lee Jones, Vincent Cassel, Julia Stiles y la oscarizada (y omnipresente) Alicia Vikander. La trama argumental realmente importa poco (a fin de cuentas era imposible hilar narrativamente lo que ocurría en los anteriores trabajos) aunque la sinopsis avanza que Bourne indagará en traumas de su pasado (sic). La probada eficacia de Paul Greengrass para el cine de mamporros sofisticado y el carisma de Matt Damon, de nuevo en lo alto de su popularidad (después de arrasar la taquilla con “Marte (The Martian)” el invierno pasado) son los mejores avales para que mantener en activo una saga que ha ido a más a cada entrega.

ESCUADRÓN SUICIDA (Suicide Squad) (David Ayer) | US ES 0508

En su obsesiva rivalidad con los estudios Marvel por realizar la película definitiva sobre súper héroes, Warner Bros de la mano de DC Cómics parece decidida a fijar el cimiento de su propio universo cinemático. Reconociendo el buen trabajo de Tim Burton y Cristopher Nolan en sus respectivas aproximaciones a la figura de Batman, no han tenido escrúpulos en cambio en enterrar el fallido trabajo de Bryan Singer al frente de un desvaído “Superman Returns”, por no hablar de los fiascos que supusieron en su día las adaptaciones de “Daredevil”, “Elektra”, “Steel”, “V de Vendetta” o “Jonah Hex”.”Escuadrón Suicida” se estrena apenas cuatro meses después de que “Batman V Superman: Dawn of Justice” encallara ante un sector de la crítica que la despedazó sin miramientos. El público en cambio, se dejó casi 900 millones de dólares en taquilla (que los analistas económicos se empeñan en minimizar alegando sobrecostes y promociones a un presupuesto de 250 millones $). Cuatro meses es poco tiempo para quitar el mal sabor de boca, sobre todo cuando todavía circulan los memes con la cara de abatimiento de Ben Affleck. La rumorología asegura que en vista las reacciones levantadas por “Batman V Superman”, se rodó material adicional para que “Escuadrón Suicida” fuera más digerible, más divertida… más al estilo de “Los Vengadores” (The Avengers). La película, que junta a algunos de los villanos más icónicos de la DC es una suerte de ‘vengadores’ de villanos en versión ‘sucker punch’. Will Smith y Jared Letto son los rostros más conocidos y se espera cameo de al menos, Batman Affleck. Para alivio de Warner, las primeras filtraciones de la prensa han sido muy positivas. Nolan, quédate lejos.

PETER Y EL DRAGÓN (Pete’s Dragon) (David Lowery) | US 1208 ES 1908

En su enfermizo pero lucrativo empeño de renovar su catálogo de clásicos, Disney la emprende ahora con uno de sus títulos menores, “Pedro y el dragón Elliot” dirigida en 1977 por Don Chaffey. Fue uno de los últimos intentos de la casa por emular el éxito de “Mary Poppins”, mezclando animación e imagen real, cosa que nunca repitió. El director de ésta, Robert Stevenson, volvió a intentarlo unos años después con “La bruja novata” (Bedknobs and Broomsticks) pero se quedó lejos de emular la taquilla y el aplauso que convirtió a “Mary Poppins” en una de las películas más exitosas de todos los tiempos. Hoy día el uso de animación e imagen real está perfectamente integrado tanto en la producción como en los hábitos de consumo del espectador acostumbrado ya a los estragos del CGI y la animación en 3D. Para esta nueva versión el dragón protagonista ya no es un dibujo animado, sino producto de los efectos especiales. Hay dragones para todos los gustos en las últimas producciones que han salido de Hollywood, desde el Smaug de “El Hobbit: La desolación de Smaug” a los hijos de la Madre de los Dragones del serial “Juego de tronos” (Game of thrones). David Lowery es el encargado de esta nueva versión con la que Disney intentará resarcirse del fiasco de “Alicia a través del espejo” (Alice in wonderland 2). El que sea uno de los clásicos menos conocidos por el gran público puede irle tanto a favor como en contra en una taquilla que para estas fechas, mediados de agosto, estará muy necesitada de un gran éxito que salve el verano.

BEN-HUR (Timur Bekmambetov) | US 1908 ES 0209

Cuando la prensa más conservadora crítica la obsession de Hollywood por el remake y la secuela tiende a olvidar que el noble arte de reinterpretación es congénere al propio cine, desde sus meros inicios. Alfred Hitchcock no tuvo reparos en rehacer una de sus obras más conocidas, “El hombre que sabía demasiado” y era práctica habitual en la era del cine mudo, realizar versions de los grandes éxitos de taquilla… igual que hoy en día. La del “Ben Hur” de 1959 puede que sea la más conocida, pero no fue la primera adaptación de la novela de Lewis Wallace. En 1925 Rodolfo Valentino protagonizó una versión tan famosa en su época como la dirigida por William Wyler. Que nos rasguemos las vestiduras porque Timur Bekmambetov se haya atrevido con una puesta a punto de “Ben Hur” tiene más de pose que otra cosa. En plena expansión de los mercados, con China a punto de convertirse en el primer país del mundo a nivel de exhibición, parece lógico que Hollywood se plantee este tipo de producciones que sacien de algún modo el ansia de cine-espectáculo que demanda este nuevo espectador. La película Bekmambetov deberá luchar en los mercados occidentales contra el icónico referente protagonizado por Charlton Heston, pero en China tampoco tendrá este obstáculo. Probablemente la propuesta no tenga un excesivo impacto en la taquilla local, pero habrá que estar muy atentos a sus cifras internacionales. Morgan Freeman es la cara más conocida de un reparto que encabeza Jack Huston como Juda Ben Hur y Toby Kebbell como su antagonista.

SULLY (Clint Eastwood) | US 0909 ES 0411

Basada en una de esas extraordinarias historias reales tan del gusto de los estrenos TV, “Sully” relata la historia de un capitán de aviación que en enero de 2009 consiguió aterrizar un avión comercial en las aguas del río Hudson salvando a los pasajeros y la tripulación de un accidente mortal. La historia, epítome del héroe americano por excelencia, emocionó a una sociedad que se preparaba para la llegada de la era Obama. El propio Chesley Sullenberger, alias “Sully”, relató su experiencia en un best seller que ahora lleva a la pantalla Clint Eastwood con Tom Hanks como sosías. A sus 86 años Eastwood aborda su 35 largometraje como director casi dos años después de haber batido records de taquilla con su anterior trabajo. “El francontirador” (American Snipper). El enorme éxito de esta y en mayor o menor medida de casi todos sus trabajos así como la reverencia de la crítica sitúan a Eastwood como toda una rareza dentro de una industria obsesionada por buscar siempre nuevos nombres. En “Sully” trabaja por primera vez con Tom Hanks, acostumbrado al rol del héroe anónimo que tan bien ha trabajado al lado de Steven Spielberg. Toca esperar si estamos ante el Eastwood de “El francotirador”, acomodado en un relato sin apenas aristas o ante el director de la muy incómoda “Un mundo perfecto” (A perfect world).

EL BEBÉ DE BRIDGET JONES (Bridget Jones’ Baby) (Sharon Maguirre) | US ES 1609

Hace quince todo el mundo tuvo que aprender cómo se escribía “Zellweger”. Renée era la enésima novia de esa put* que viene a ser América. Se había ganado el título apelando al concepto “vecina de al lado”. No la “vecina porno”; la otra: la que quieres de madre para tus hijos. Participó en comedias generacionales como “Jerry Maguire” y reventó su vena payasa en la serie de películas protagonizadas por Bridget Jones. Fue nominada al Oscar tres años consecutivos, entre 2002 y 2004 consiguiendo la estatuilla por interpretar a una palurda deslenguada y mal peinada en “Cold Mountain”. Luego el mundo se olvidó de ella… hasta que en el 2015 se presentó en un photocall con una cara nueva. Nadie pareció reconocerla al principio pero cuando su agente confirmó que era ella la reacción de los medios y youtubers no se hizo esperar. Sea como fuere consiguió lo que quería: volver a la palestra. “El bebé de Bridget Jones” es su primer trabajo en seis años. Ese tiempo en Hollywood equivale al más atroz de los olvidos, pero Renée ha hecho valer sus derechos de imagen. Nadie (todavía) imagina a otra Bridget Jones que no sea ella. Es la tercera entrega del serial de novelas escritas por Helen Fielding adaptada ahora por Emma Thompson (que también tiene facturas que pagar, como todos los mortales). Thompson se asegura un papel secundario y Patrick Dempsey viene a sustituir a Colin Firth por razones naturales. De Hugh Grant no hay noticias.

SNOWDEN (Oliver Stone) | US 1609 ES Sin fecha

Hace tres años el mundo asistió atónito a las revelaciones de un tipo con aspecto de informático desaliñado llamado Edward Snowden. A grandes rasgos Snowden denunció una trama ilícita de espionaje masivo por parte del gobierno americano (luego se descubrió que otros países también lo hacían). Los espiados no eran terroristas internacionales o criminales peligrosos. No. Eran ciudadanos de a pie; criminales potenciales según la Administración. El escándalo fue destapado por varios periódicos que dosificaron la cascada de pruebas que aportó Snowden. El precio que tuvo que pagar fue el exilio y una orden internacional para ser detenido por criminal de guerra. Oliver Stone, antiguo azote de la memoria histórica americana, tiene material de sobra para construir una película al menos incómoda. Es cierto que sus últimos trabajos han sido muy fallidos y sin apenas trascendencia pero todavía se esperan cosas del director de “Platoon”, “Nacido el 4 de julio” (Born of the 4th of July) o “J.F.K. Caso Abierto”. Joseph Gordon Levitt, que físicamente dista mucho de parecerse al Snowden real protagoniza una película, que llega ya al final de la temporada de verano con ganas de dar que hablar durante la temporada de premios.

LOS 7 MAGNÍFICOS (The magnificent seven) (Antoine Fuqua) |US 2309 ES 3009

Chris Pratt acude por tercera vez a su cita estival, después de arrasar las taquillas con “Guardianes de la galaxia” (Guardians of the Galaxy) y “Jurassic World”, con una nueva versión de “Los 7 magníficos” (que a su vez era un remake del clásico de Akira KurosawaLos siete samuráis“). Los antecedentes tienen su peso pero que Antoine Fuqua la dirija presagia un enfoque más novedoso. El gancho es su estelar reparto. A Pratt hay que sumar los nombres de Denzel Washington, Ethan Hawke, Vincent D’Onofrio, Vinnie Jones, Pete Sarsgaard y Matt Bomer. Llega a las pantallas a rebufo de la resaca veraniega, iniciando la temporada de otoño. Eso indica que estamos ante una propuesta algo más adulta que busca su sitio en la cartelera en unas fechas menos saturadas de cachivaches infantiles y atestadas de efectos especiales. En los créditos se referencia al guión de Kurosawa, Hideo Oguni y Shinobu Hashimoto, pero la estética y la ambientación histórica se basa en la versión que John Sturges realizó en 1960 con Steve McQueen y Yul Brynner en clave de western. Habrá referencia al tema principal compuesto por Elmer Bernstein, eso seguro.

CAFÉ SOCIETY (Woody Allen) | US 1507 ES 2608

Hace algunos años Jordi Costa (creo que era Jordi Costa) reflexionaba en torno a la filmografía de Woody Allen reconociendo con cierta tristeza que el número de películas malas o regulares de la llamada segunda etapa de su carrera superaba ya al de ese grupo de títulos clásicos que conformaban la base de su trabajo. Se podría determinar que “Maridos y mujeres” (Husbands and Wives) de 1992 supone el fin de esa primera etapa. Desde entonces ha estrenado muy buenas películas como “Balas sobre Broadway” (Bullets over Broadway), “Desmontando a Harry” (Deconstructing Harry) o “Acordes y desacuerdos” (Sweet and lowdown) y ha sumado 8 nuevas nominaciones al Oscar, dos de ellas como director ganando además la cuarta estatuilla de su carrera por el guión de “Midnight in Paris”, que además fue nominada como Mejor Película. Es decir, tampoco podemos hablar de decadencia o ruina. Es cierto que su serie de películas europeas dañó de alguna forma su imagen, no tanto su integridad como artista. En cualquier caso, su cine se ha visto inevitablemente afectado por su ausencia en pantalla, pero no su gramática. Una serie de sosías más o menos afortunados (Owen Wilson o Larry David en el primer grupo, Kenneth Brannagh o Will Ferrell en el segundo) lo han sustituido y ahora le toca el turno a Jesse Eissemberg que ha emocionado con su papel en “Café Society”, el penúltimo trabajo de Allen (ya trabaja en su nuevo título con Kate Winslet de protagonista y ultima los detalles de su primera serie de televisión). “Café Society” inauguró el último Festival de Cannes con críticas generalmente positivas. Muchas de ellas destacaron el poso de melancolía final y claro, es inevitable pensar que Allen a sus 80 años, no va a decirnos muchas más cosas.

Author Description

Francisco Martínez

No comments yet.

Join the Conversation