OSCARS! MEJOR PELÍCULA: LA TEORÍA DEL TODO

The-Theory-of-Everything

El trabajo de Stephen Hawking ha girado arbitrariamente sobre el origen del universo empeñado en eliminar a Dios de esa ecuación. Sus conclusiones, contradictorias a veces, escenifican la obsesión del hombre por encontrar su lugar en el mundo y dar sentido a su propia existencia. Por ende, cuando Stephen Hawking renuncia a la participación de Dios en el inicio del tiempo (al igual que hizo Darwin sobre el origen de las especies) deja al hombre huérfano de un propósito superior. Y en esa soledad, Hawking hace frente a la enfermedad, rebelándose contra sus diagnósticos como en su obra hace contra Dios. Sobre estos dos vértices James Marsh aborda la biografía de Hawking en “La teoría del todo” (The theory of everything)

Partiendo de la biografía que Jane Hawiking, primera esposa de Stephen, escribió una vez finalizado su matrimonio, “La teoría del todo” aborda los primeros años universitarios de Hawking, el diagnóstico de la enfermedad que lo dejó postrado en una silla de ruedas, sus relaciones amorosas y las conclusiones científicas de su obra. Lo hace poniendo más énfasis en unas cosas que en otras (algo lógico), mucho más interesado en el relato sentimental que en el científico, apartado este último relegado a lo meramente decorativo.

James Marsh se esmera en la reconstrucción de los pasajes románticos y cuando toca abordar el diagnóstico de la enfermedad y sus secuelas lo hace con el mismo empeño, pero conscientemente o no cae en un error de caracteres. Los asuntos domésticos son los capítulos menos interesantes de la biografía de Stephen Hawking pero en este caso suponen la práctica totalidad de la narración. Eddie Edmayne, vampirizado por la pose, el gesto, de Hawking y Felicity Jones que interpreta a su primera esposa, realizan unas interpretaciones correctas pero no salvan a la película de su maniqueísmo. Tampoco la amanerada dirección de Marsh a la que poco ayuda una música que subraya cada momento dramático con la insana intención de provocar la lágrima.

La teoría del todo” ha conseguido cinco nominaciones a los Oscars, evidenciando una vez más los gustos de los académicos más conservadores. Los trabajos de Redmayne y Jones son lo suficientemente afectados como para rascar la nominación (este tipo de caracterizaciones son siempre muy agradecidas por los votantes) pero mucho más discutible es su presencia en las categorías de Mejor Guión Adaptado o Mejor Película.

5 nominaciones al Oscar: Mejor Película, Actor, Actriz, Guión Adaptado y Música.