OSCARS 2014: MEJOR ACTRIZ

Cuatro de las cinco nominadas al Oscar a Mejor Actriz ya tienen una estatuilla. Hasta Sandra Bullock. De hecho, hasta que la crítica empezó a destacar a Cate Blanchett y a Emma Thompson (que finalmente no ha sido nominada), todos nos llevábamos las manos a la cabeza pensando en Bullock como la “dos veces ganadora de un Oscar”. Méritos no le faltan. En “Gravity” es la protagonista absoluta de un drama de superación personal que le permite un total lucimiento, aunque sea enfundada en un aparatoso traje espacial. Cate Blanchett también es el eje alrededor del cual giran todos los personajes de “Blue Jasmine”, la última obra maestra de Woody Allen. Su interpretación está próxima a la demencia que también roza el personaje que le ha valido a Meryl Streep su décimo octava nominación al Oscar. En “Agosto” interpreta a la matriarca de una familia con más de un fantasma encerrado en el sótano, enferma de un cáncer terminal y medio bipolar. Una joya en definitiva. Judi Dench, suma la sexta nominación de su carrera por uno de esos papeles que generan consenso de forma tajante. En “Philomena” encarna a una madre irlandesa que durante 50 años mantuvo en secreto un hijo al que las monjas le obligaron a entregar en adaptación. Finalmente está Amy Adams, el elemento femenino más visible de “La gran estafa americana”, aunque no por ello protagonista. En la película de David O. Russell los chicos tienen más cuota de pantalla, pero son las chicas las que mandan. Adams está más cerca de lo que creemos de su primer Oscar. Lleva cinco intentonas fallidas. Entre las actrices que han fallado este año y se han quedado fuera encontramos a Emma Thompson, Brie Larson, Adele Exarchopoulos, Juli Delpy, Julia-Louis Dreyfus y Kate Winslet. Las nominadas son:

AMY ADAMS | La gran estafa americana (American Hutle)

amy-adams-american-hustle-movie-photos_1

A FAVOR: Después de 5 nominaciones, cuatro de ellas como actriz de reparto, Amy Adams parece haber salido al fin de la sombra de sus protagonistas, aunque sea la mismísima Meryl Streep. Echando un vistazo a esos trabajos podemos ver una muestra de la variedad de registros que posee: desde la frágil embarazada adolescente de “Junebug” (2006) a la harpía manipuladora de “The Master” (2013) Adams ha demostrado ser una actriz todo terreno capaz de hacerse un hueco en blockbusters como “El hombre de acero” (Man of Steel) o “Los Muppets” (The Muppets) y en roles menos ruidosos en productos tan a contracorriente como “Her”. Ahora, con su primera nominación al Oscar como protagonista reclama la atención que venía trabajándose desde los tiempos de “Encantada: La historia de Giselle” (Enchanted). Amy canta, baila, hace comedias románticas, le da la réplica a Supermán y consigue hacerle sombra a la mismísima Jennifer Lawrence. En “La gran estafa americana” se come literalmente a Bradley Cooper y a Christian Bale, pero son los cuatro planos que comparte con Lawrence los que hacen saltar chispas. Que nadie se sorprenda cuando digan su nombre.

EN CONTRA: Que después de tanto tiempo a la sombra de grandes intérpretes en papeles secundarios, ahora que por fin sale primera en los títulos de crédito, sea Jennifer Lawrence, por un papel de reparto (cruel ironía), quien se lleve los mejores elogios. Su presencia en pantalla es breve, en comparación con otras interpretaciones como las de Cate Blanchett o Judi Dench y su personaje carece de trascendencia para premiarlo como la mejor interpretación del año. A este paso Amy Adams se va a convertir en la Glenn Close de la era hipster. Ahora bien, si los votantes deciden a última hora que Cate Blanchett está suficientemente reconocida, el Oscar es para ella.

CATE BLANCHET | Blue Jasmine

maxresdefault

A FAVOR: Woody Allen le escribió a medida el personaje protagonista de “Blue Jasmine” consciente de que solo una actriz de su talento era capaz expresar los matices de lo definen. Cate Blanchett alcanza momentos absolutamente memorables como una Blanche Dubois sacudida por lo que un día perdió, acogida por una hermana adoptiva con la que nada tiene en común (o eso cree ella) en un mundo al que no pertenece. Esa ausencia permite a Blanchett momentos de enorme potencial dramático, otros (por contraste) deliberadamente cómicos, los más, patéticos. Alcohólica, desheredada, mentirosa compulsiva (con todos y con ella misma), su Jasmine es uno esos personajes icónicos con los que quedará asociada por siempre. La crítica y los gremios han sabido reconocerlo y la han convertido en la máxima favorita para una estatuilla para la que no tiene rivales de altura. Sería la segunda de su carrera, la primera como protagonista. Siguiendo los pasos de mamá Streep.

EN CONTRA: El exceso de favoritismo es el único lastre contra el que debería luchar. Para ello, se debe trabajar una campaña que de la sensación de que está haciendo los deberes (salir en programas de televisión, acudir a eventos, pasearse por las miles de alfombras rojas de la temporada). Sin embargo Cate se ha encontrado con dos pequeños contratiempos. A principios de febrero moría Philip Seymour-Hoffman, amigo íntimo de la actriz, y evidentemente, canceló la mayoría de shows. Finalmente, la publicación de la carta de una hija adoptiva de Mia Farrow señalando a Woody Allen como autor de abusos (en la que se dirigía a Blanchet en primera persona), puede hacer que más de un académico se lo piense y piense en Amy o incluso en Sandra Bullock como alternativa.

SANDRA BULLOCK | Gravity

GRAVITY

A FAVOR: Es la protagonista del mayor evento cinematográfico del año. La película de Alfonso Cuarón que le ha valido su segunda nominación al Oscar en más de 25 años de carrera, descansa todo su peso dramático sobre sus espaldas y ella soporta, estoica, las limitaciones que la tecnología impone a su actuación y la soledad de la sala de rodaje en la que sólo comparte plano con George Clooney durante unos minutos. Además de lidiar con todo eso, tiene que ponerse en situación y afrontar las taras emocionales de un personaje con más de un trauma a cuestas (traumas que debe resolver a miles de kilómetros de la Tierra y en plena catástrofe espacial). Bullock saca esa vena de actriz seria que exhibía de forma exagerada en “Crash”, “Historia de un crimen” (Infamous) o en la cinta que le valió el Oscar (dejando a la comunidad cinéfila con un traumatismo crónico), “The blind side”. Esa vena que toda actriz taquillera, sin prestigio alguno, tiene que sacar de cuando en cuando si quiere un pisapapeles con forma de estatuilla durada.

EN CONTRA: El mundo no está preparado para ver a Sandra Bullock con dos Oscars a la Mejor Actriz. Bullock se tiene en serio lo justo y este mismo año, además de triunfar con “Gravity”, recaudaba millones de dólares con una comedia mediocre como “Cuerpos especiales” (The Heat). Recaudar millones está muy bien considerado en Hollywood, pero no tanto esa falta de pudor que ya hizo que Bullock recogiera un Oscar y un Razzie en el mismo año (por películas distintas, al menos).  Este año no ha sido nominada al Razzie, pero ese empeño suyo en protagonizar películas infames afecta claramente su credibilidad. Su presencia en “Gravity” levantaba recelo precisamente por eso y todavía somos muchos los que pensamos que la película hubiera funcionado mucho mejor con otra actriz.

JUDI DENCH | Philomena

Philomena-destacada

A FAVOR: Este 2014 cumplirá 80 años (lo sé, yo también he tenido que mirar dos veces su fecha de nacimiento en el IMDB) y continúa aceptando riesgos como el de interpretar a Philomena Lee, madre soltera que entregó a su hijo en adopción instigada por las religiosas que la acogieron. Las sutilizas del guión de Steve Coogan, el costumbrismo con el que filma Stephen Frears y la excelente química que se establece entre Dench y Coogan, coprotagonista de la cinta, ofrece momentos de una profunda emotividad al tiempo que establece un constructivo debate dialéctico sobre fé y realidad. Dench está inmensa, divertida, cabal. Oxigena una historia que podría haber sido carne de telefilm. No hay nada que le guste más a un votante que una vieja gloria británica en un tour de forcé semejante. La Academia ama profundamente a Judi Dench y esta, su sexta nominación, podría ser un broche perfecto a una carrera magistral (algo me dice que Dench no va a aceptar muchos papeles más).

EN CONTRA: A pesar de tener a la Weinstein moviendo los hilos de su candidatura, mucho se debe poner a su favor para superar a Blancett y Adams. Dench, a su edad, es una anciana que prefiere estar viendo la televisión en casa en lugar de asistir a los saraos y actos de campaña que conlleva una nominación. De hecho, ha pasado de asistir a los Globos de Oro o cualquier otro evento como palmera de Blanchett. Sólo se ha dejado ver en los BAFTA (que seguramente le pillarían cerca de casa). A pesar de que su palmarés es algo pírrico (ha ganado un Oscar como actriz de reparto por aparecer 7 minutos en “Shakespeare enamorado” (Shakespere in love)), y tiene otras cuatro nominaciones más) no hay evidencias de que nadie le deba nada a Judi Dench. Ella tampoco lo ha pedido.

MERYL STREEP | Agosto (August: Osage & County)

august-meryl-streep1

A FAVOR: Si quieres ganar el Oscar, ponte una peluca espantosa, suelta tacos en la mesa de Acción de Gracias y presenta el parte médico por enfermedad terminal. Añade unas gotas de bipolaridad. Estas, entre otros traumas, son las credenciales con las que Meryl Streep ha conseguido la décimo octava nominación de su carrera. Ninguna otra actriz ha conseguido tanto. Bate su propio record. Dos años después de ganar el tercer Oscar de su carrera, Streep continua aceptando papeles que desafíen su natural predisposición para los acentos y los peinados imposibles. En “Agosto” presenta la actuación más afectada, furibunda e histriónica de las cinco nominadas y Meryl no tiene problemas en exhibirse en toda su descarnada y terrible fragilidad. Palabras mayores.

EN CONTRA: Tendrán que pasar unos quince o veinte años para que la Academia se vuelva loca y premie de nuevo a Meryl Streep. Durante todo ese tiempo la seguiremos viendo nominada por todo tipo de películas. Si Judi Dench ha conseguido su sexta nominación con 80 años, a Meryl, con 65 años por cumplir, le quedan todavía varios años por delante para interpretar todo el espectro de papeles de mujer madura de entre cincuenta y 97 años. Que tiemble Jennifer Lawrence (porque cuando cumpla 25 años, Meryl le quitará todos los papeles).

Apuesta de AYFE: Cate Blanchett por “Blue Jasmine”.

Author Description

Francisco Martínez

There are 5 comments. Add yours

  1. 24th February 2014 | Joe Gillis says: Reply
    Según usted, ¿Quién hubiese sido la mejor opción para interpretar el papel principal en "Gravity"? Igual, mi favorita es Cate Blanchet .
  2. 25th February 2014 | Ángel says: Reply
    Me agradó el análisis y bla, bla, bla, pero me sorprende que alguien ponga a Amy Adams por encima de Bullock y que aparte desmerite su trabajo diciendo "que la película hubiera funcionado mucho mejor con otra actriz". Supongo que la persona que escribió este artículo no estaba enterada que hubo otras actrices que rechazarón el papel, y que fue Bullock la que sí se ATREVIÓ a interpretarlo.
  3. 25th February 2014 | Francisco Martínez says: Reply
    Personalmente ni Amy Adams ni Sandra Bullock me parece que hagan trabajos extraordinarios, pero en el artículo se analizan las posibilidades que ambas tienen de ganar el Oscar. En ese caso, creo que Amy Adams tiene más posibilidades de ganar que Sandra Bullock.
  4. 25th February 2014 | Francisco Martínez says: Reply
    La presencia de George Clooney y Sandra Bullock en "Gravity" intuyo que son imposiciones de Warner por garantizar la viabilidad del proyecto (más teniendo en cuenta que las primeras opciones fueron Angelina Jolie y Robert Downey Jr. !!). Creo que la película funcionaria mejor con actores que no fueran súper estrellas de Hollywood. Ganaría en credibilidad... sinceramente, cada vez que veo aparecer a Clooney en pantalla, se me cae la película.
  5. 25th February 2014 | Joe Gillis says: Reply
    No me parece, Sandra Bullock lo hizo genial. A mí si me alegro que Angelina Jolie haya rechazado ese papel, no la considero una actriz de admirar. Ahora Amy Adams es de las mejores actrices de sus generación, me convenció de serlo con el papel que interpretó en "The Master", pero dentro de la carrera es la actuación más floja. En fin, Cate Blanchet se las come a todas en su magistral monologo, y digo monologo porque su personaje vivía en una constante charla con ella misma. Saludos.

Join the Conversation