LOS MAYORES FRACASOS DE STEVEN SPIELBERG

El éxito comercial de “Las aventuras de Tintin: El secreto del unicornio” en suelo europeo el otoño pasado hizo que Spielberg reivindicara su pasado como Rey Midas de Hollywood con una calculada operación comercial no por ello exenta de riesgos. A Paramount le ha costado vender al público estadounidense las aventuras del joven periodista belga y su fiel Milou no tanto por el desconocimiento del personaje creado por Hergé como por el alarde técnico y en última instancia su narrativa, demasiado europea quizás para el gusto americano. La distribuidora ha querido disipar la noción de fracaso presentando las cifras de la taquilla asiática y europea como aval pero Spielberg no es inmune. Así, mientras Tintin agoniza lentamente en la taquilla americana y desembarca “War Horse” en Europa (en España se estrena el día 10 de febrero), nos podemos parar a revisar los mayores desastres en la carrera del cineasta con mayor poder de la industria cinematográfica y también el más influyente.

“1941”, El primer fracaso de su carrera

El primer contacto de Spielberg con el fracaso data de 1979 cuando dilapida 35 millones de dólares de la Universal en una fallida comedia ambientada en la II Guerra Mundial, “1941“. La película no llegó a cubrir gastos y debió influenciar de algún modo en un Spielberg que hasta entonces no se había enfrentado al rechazo del público. Fue su primera y última comedia. La película está considerada hoy día como una extravagancia dentro de su filmografía y el tiempo y las etiquetas que le han colgado la han convertido en un título de culto. La realidad es que “1941” es una comedia francamente divertida pero condicionada en cierta medida por una ingenuidead algo desfasada pero de la que Spielberg nunca se ha avergonzado. Probablemente la culpa sea de John Blutarsky y lo que el público americano podía esperar de una película protagonizada por John Belushi.

“El color púrpura”, el mayor fracaso de la Historia de los Oscars

En 1985, después de establecer un nuevo record de taquilla con “E.T. El extraterrestre” (1982), “En Busca del arca perdida” (1981) y su secuela, “Indiana Jones y el templo maldito” (1984) Spielberg decide realizar su primera película destinada a una audiencia marcadamente “adulta”:  “El color púrpura” (1985). Difícilmente se podría calificar a la cinta de fracaso, teniendo en cuenta que tuvo un presupuesto de 15 millones de dólares y sólo en Estados Unides recaudó 98. Sin embargo, mas allá de las recaudaciones, hay que analizar su impacto en la industria, que no supo entender este nuevo giro en la carrera de Spielberg. Tampoco la crítica, que la recibió con tibieza. Fue la segunda película de su carrera en no alcanzar la barrera psicológica de los cien millones de dólares y la Academia le castigó al no nominarlo al Oscar al Mejor Director e ignorando la película en las 11 categorías a las que fue candidata . Es junto a “Paso decisivo” (1977) de Herbert Ross, el mayor fracaso de la Historia de los premios de la Academia.

“El imperio del sol”, la película menos taquillera de Spielberg

Dos años más tarde, en 1987 Steven Spielberg presentó “El Imperio del sol“. La película, basada en una novela de J. G. Ballard supuso el segundo escalón hacia una madurez artística y un reconocimiento que todavía tardaría en llegar. La película costó 35 millones de dólares de los que recaudó únicamente 22. A día de hoy, es la película menos taquillera de toda su carrera. Fue recibida con indiferencia por la crítica, que empezaba a echarle en cara esa ingenuidad marca de la casa y que no conseguiría quitarse de encima hasta que muchos años mas tarde, estrenó “La Lista de Schindler” (1993). Spielberg volvía a interesarse por el género bélico rodando una película modélica sobre el paso de la infancia hacia la adolescencia y la pérdida de la inocencia pero una vez más no fue tomado en serio. Nominada a 5 Oscars de carácter técnico, no consiguió ningún galardón.

“Always”, su mayor fracaso internacional

El resbalón comercial de “El Imperio del sol” le obligó a dirigir “Indiana Jones y la última cruzada” (1989) y asegurarse de alguna forma el estatus dentro de la industria. La película fue un enorme éxito comercial y animó a Spielberg a realizar el primer y único remake de su carrera. “Always (Para siempre)” (1989), estrenada el mismo año que la tercera aventura de Indiana Jones tomaba como referencia “A Guy named Joe” (1943), una cinta bélica de Victor Fleming con Spencer Tracy en la que el ángel de un piloto de guerra desaparecido cuida de su viuda. “Always (Para siempre)” no fue una película costosa; tuvo un presupuesto de 29 millones de dolares y en las Navidades de 1989 recaudó 43 millones. Una vez más la crítica y la Academia de Hollywood ignoró las pretensiones de Spielberg por realizar un cine adulto que escapara al género fantástico o de aventuras. La taquilla nos hace ver que no fue un fracaso como tal, sin embargo, tiene el dudoso honor de ser la película de Spielberg que menos dinero ha hecho en el mercado internacional.

“Hook”, la película peor calificada por la crítica

Desalentado por la escasa repercusión de “Always (Para Siempre)” Spielberg decide apostar sobre seguro. Sus siguientes trabajos, “Hook (El Capitán Garfio)” (1991) y “Jurassic Park (Parque Jurásico)” (1993) son dos artefactos de una enorme potencia comercial que hacen disipar la decepción de sus últimos logros en taquilla. Los 300 millones de dólares recaudados en todo el mundo por “Hook (El Capitán Garfio)” no pueden ser considerados como un fracaso, pero el 29% en el panel crítico de Rottentomatoes la elevan como la peor película de toda la carrera de Spielberg. La crítica despedazó una película que revitalizaba el mito de Peter Pan desde la figura de un adulto Robin Williams. Su afectado tono familiar y el infantilismo de su propuesta eclipsaron el talento de Spielberg que desde entonces no ha vuelto a realizar una película fantástica.

“Amistad”, su primera película histórica

1993 es un año de inflexión en la carrera de Steven Spielberg. Al extraordinario éxito comercial de “Jurassic Park (Parque Jurásico)” (914 millones de dólares en todo el planeta) le siguió el tan ansiado reconocimiento de la crítica y de la Academia con “La Lista de Schidnler“. Spielberg alcanzó definitivamente la madurez creativa y narrativa con una película en blanco y negro sobre el Holocausto. Desde entonces su cine no ha vuelto a ser el mismo. La temática de sus trabajos continúa siendo la misma (la fragmentación del núcleo familiar, la noción de hogar y la capacidad de superación) pero formalmente se hace adulto. “Amistad” se estrena en la Navidad de 1997 con la vista puesta en los Oscars de ese año. Unos meses antes, Spielberg había blindado su estreno con los casi 700 millones de dólares recaudados con la secuela de “Jurassic Park (Parque Jurásico)“, subtitulada “The Lost world“. Aún así, “Amistad” fue recibida muy tibiamente y la taquilla no cubrió los gastos de producción y publicidad. Recaudó 44 millones de dólares, un 6% de la taquilla de “The Lost World“. La película no estaba mal; era dura, estaba bien hecha, con buenos actores pero el guión era demasiado pedagógico, como una lección de historia mal contada. Internacionalmente no interesó nada.

“Inteligencia Artificial”, reencarnado en Kubrick

En 1999 moría Stanley Kubrick y dos años más tarde, Spielberg, amigo personal del director, completaba uno de sus proyectos inconclusos, “Inteligencia Artificial” (2001). Probablemente sea la película de Steven Spielberg que menos parece una película de Steven Spielberg. Su primera parte, esta rodada con una distancia y una frialdad inédita en su filmografía. Más tarde si comenzamos a reconocer las constantes de su cine (para mal). Evidentemente la mezcla de dos visiones tan opuestas como la de Kubrick y Spielberg dio como resultado una mala película que no encontró su público y que no funcionó en taquilla. Con un presupuesto de 100 millones de dólares, encalló en el box office americano con 78 millones.

“La Terminal”, su película más desconocida

Después de un par de éxitos como “Minority Report” (2002) y “Atrápame si puedes” (2002), Spielberg volvió a sorprender abordando un proyecto muy modesto con Tom Hanks como protagonista. “La Terminal” (2004) parte de una anécdota real para volver a retratar el tema del eterno retorno al hogar. El único problema es que el protagonista de esta historia, no tiene un hogar al que volver porque su país como tal, ha desaparecido en un limbo diplomático. Es una película inteligente y con mensaje pero poco incisiva, superficial. La taquilla se vio beneficiada por el tirón de Hanks que venía de encadenar éxitos como “Forrest Gump”, “Náufrago” o “La milla verde” pero el resultado final fue poco espectacular. Con un presupuesto de 60 millones de dólares, recaudó en suelo americano 77 millones, que no cubrieron ni los gastos de promoción.

“Munich”, su película más comprometida

Los Oscars conseguidos con “La Lista de Schindler” y “Salvar al soldado Ryan” dieron a Spielberg el reconocimiento que persiguió desde el estreno de “El color púrpura” y en cierta medida llevó a su cine a una madurez de la que “Munich” (2005) es hasta la fecha, su cima. También es su cinta más polémica. Fue atacada por su falta de posicionamiento político, pero la crítica la catalogó como uno de sus mejores trabajos. Obtuvo una nueva nominación al Oscar pero ni aún así consiguió enganchar a la taquilla. El nombre de Spielberg no fue suficiente para atraer a una audiencia a la que todavía le cuesta desasociarlo del cine meramente de entretenimiento. “Munich” se estrenó dos días antes de Navidad y perdió dinero en taquilla; tuvo un presupuesto de 70 millones de dólares de los que recaudó 47. Los efectos secundarios de este fracaso fue recuperar uno de sus personajes más emblemáticos, Indiana Jones.

“Tintin”, su primera película en 3D

Como en otras ocasiones a lo largo de su carrera, el extraordinario éxito comercial (que no de crítica) de “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” (2008) blindó una vez más su carrera haciéndola inmune al fracaso. Los casi 800 millones de dólares recaudados por la cuarta aventura del arqueólogo interpretado por Harrison Ford avalaron de alguna forma la idea de llevar a la pantalla grande las aventuras de Tintin. Asociado con otro gigante de la taquilla hollywoodiense, Peter Jackson, la gestación de “Las aventuras de Tintin: El secreto del unicornio” (2011) fue larga y se sirvió de los mayores adelantos en 3D y capture motion. Estrenada primero en el mercado europeo, la película llamó muchísimo la atención en países afines a Hergé como Francia, Bélgica o España, mientras que la acogida en el resto de países fue más comedida. En Estados Unidos, estrenada el mismo fin de semana que “War Horse”, el segundo trabajo de Spielberg en el 2011, no fue tan bien. A día de hoy, la primera película de Spielberg en 3D  lleva recaudados 75 millones de dólares, sobre un presupuesto que es desconocido pero se antoja más allá de los 200 millones.

Steven Spielberg se recuperará del fracaso de “Las aventuras de Tintin: El secreto del unicornio”. Lo ha hecho siempre y por otro lado, su posición en la industria es lo suficientemente poderosa como para ser nominado al Oscar a la Mejor Película por “War Horse” y convertir el fracaso de Tintin casi en una extravagancia. A lo largo de su carrera Spielberg ha contrarrestado sus fracasos con éxitos tan extraordinarios que se han impuesto a cualquier otra cosa. Para este 2012 ya tiene lista “Lincoln“, biografía del presidente de los Estados Unidos interpretado en esta ocasión por Daniel Day-Lewis. Por si acaso, en su agenda, ya tiene preparada la cuarta entrega de “Jurassic Park” con la que perpetuar su inmunidad al fracaso.

Author Description

Francisco Martínez

There are 2 comments. Add yours

  1. 29th February 2016 | jorge loforte says: Reply
    No entiendo como un Film de Aventuras, como "Tintin" haya hecho agua en Hollywood. Me parece un trabajo excelente. Lo que supongo es que la gente no acepta ver aún animaciones donde incluyen personas. Tal vez porque cueste captar la naturalidad de sus gestos. De todos modos la combinación Peter Jackson y Steven Spielberg es un dueto que me gustaría que juegue para mi equipo...,son como tener a Messi y Maradona jugando juntos. Perdonenme la reminiscencia futbolistica.
    • 29th February 2016 | Francisco Martínez says: Reply
      A mí también pareció una película estupenda, la de Tintin, pero es cierto que el capture motion todavía produce cierto rechazo. Un saludo!

Join the Conversation