LAS ESTRELLAS NO MUEREN EN LIVERPOOL: LAS ESTRELLAS MUEREN CUANDO EL TELÉFONO DEJA DE SONAR

En 1946 Glenn Ford abofeteaba a Rita Hayworth en “Gilda” en uno de los momentos más icónicos de la historia del cine. La película, un noir modesto, adquirió estatus de…

UA-28803208-1